En Ruiz López cerramos nuestro taller por vacaciones del 31 de julio al 22 de agosto.

Le dejamos los teléfonos de emergencias para cualquier eventualidad que pudiera surgir en nuestra ausencia.

A partir de la apertura en septiembre, les anunciamos que nuestras tarifas sufrirán un ligero incremento debido al aumento en el coste de las materias primas, pero seguiremos ofreciendo el mismo nivel de calidad que hasta ahora, contando como siempre con los mejores materiales y el mejor servicio para nuestros clientes. Felices y tranquilas vacaciones.